Familias celebraron el Día de los Muertos en un cementerio de Los Ángeles

Ciento de personas y familias de diferentes nacionalidades se unieron para festejar el Día de los Muertos en el Cementerio Hollywood Forever, en Santa Mónica Boulevard.

El “Día de los Muertos” en el Cementerio Hollywood Forever fue creado hace 12 años con el propósito de proporcionar un lugar auténtico para celebrar y conservar esta antigua tradición. Virginia Bulacio / El Nuevo Sol.

El “Día de los Muertos” en el Cementerio Hollywood Forever fue creado hace 12 años con el propósito de proporcionar un lugar auténtico para celebrar y conservar esta antigua tradición. Virginia Bulacio / El Nuevo Sol.

Por VIRGINIA BULACIO
EL NUEVO SOL

Los Ángeles, California.– El pasado 22 de octubre, en el Cementerio Hollywood Forever, ubicado en Santa Mónica, la celebración del Día de los Muertos inició al medio día y terminó hasta las 10:00 de la noche con historias y cuentos para que las niñas, los niños y sus familias que asistieron al evento aprendan sobre esta tradición.

La celebración continuó con eventos musicales, rituales, danzas aztecas y bailes folklóricos. Rubén Albarrán, miembro actual de la banda de rock alternativo Café Tacvba, cantó en el evento junto con Astrid Hadad, artista mexicana, en donde ella presentó su nueva producción:  “Sobre una tumba, una rumba”.

Durante la tradicional celebración, lo que más sobresalió fueron las luces y los colores vivos y fosforecentes de los altares. Según la tradición, los altares forman parte del sitio sagrado donde los vivos “honran a los muertos”. Cada artista presentó el tema de su altar, comentando su punto de vista y lo que cada objeto en el altar representaba.

Algunos de los altares ofrecían comida tradicional como las calaveras de azúcar y el pan de muerto. Otros altares estaban decorados con ramos de flores amarillas llamadas Cempasúchil (Tonalxochitl) , que simbolizan la vida que nace de la muerte y que sirven para adornar y aromatizar el altar de los difuntos.

Pero en comparación con otras celebraciones, en la cultura mexicana, el Día de Muertos representa la admiración de sus difuntos, pero sobre todo un día para “celebrar, burlarse y convivir con la muerte”.